PSICOLOGÍA

  • LOS NIÑOS, LOS ADULTOS DEL MAÑANA

Aunque las heridas físicas acaban curándose, las heridas mentales se graban en el cerebro. Los niños crecen y se convierten en mujeres y hombres, y éstos tienen que ir afrontando diferentes situaciones en las que las emociones, los sentimientos y los recuerdos siempre están presentes.

Todo aquello que sucedió en el pasado es el reflejo del presente y del futuro. Sanar las heridas del pasado, es el mejor regalo que te puedes hacer para avanzar hacia a dirección correcta. Que ningún estrés te impida cumplir tus sueños o tus objetivos.

Un error en la tabla de multiplicar delante de la clase a la edad de 7 años puede marcar a un niño, que el día de mañana cuando sea adulto sea incapaz de hacer presentaciones frente a un grupo al experimentar sensaciones desagradables. Consecuencia del miedo, vergüenza, o la excesiva responsabilidad.

Durante el periodo de tiempo en que alguien está recibiendo terapia es importante el apoyo de padres, hermanos, tutores y parejas. Somos un equipo y vamos a una. Necesitará soporte y ayuda, y agradecerá que se cumplan las orientaciones del profesional que trabaja con él para avanzar más rápido.

¿Quieres saber más? Pregunta sin ningún compromiso.


Contactar


logomiriamac-white-1024x308

MIRIAM AC

Dar un paso hacia delante con la mirada al frente amando y agradeciendo lo que nos pasó y lo que fuimos. Somos lo que somos, y estamos donde estamos gracias a todo “eso” que vivimos.

Entradas Recientes

Sígueme en las redes


Facebook


Twitter


Envelope


Whatsapp

Miriam Aparicio Cantera Copyright © 2018

Diseño web – Wehind_

Cerrar menú