NUESTRO NIÑO

HAPPY LITTLE GIRLSTodos tenemos el niño que fuimos dentro de nosotros. Un niño que aunque muchos se empecinen en esconderlo, se manifiesta en muchas de nuestras situaciones.
Si sabemos llegar a nuestro niño desde el amor y la diversión, es maravilloso. Los niños (a temprana edad) viven con intensidad, su filtro es menos filtro, se olvidan de lo que pensaran los demás, la sociedad y la mente adulta todavía no los ha intoxicado. Con los años el niño que llevamos dentro se va apagando poco a poco. Aunque siempre estará.
Y lo triste es que cuando lo dejamos salir, algunos se alejan. Pero para eso está el refrán de “Dios los cría, y ellos se juntan”. Y los niños libres se sienten en sintonía con niños libres.

 

Niño dolido
Si observáis a la persona cuando duerme, tenga la edad que tenga, muchos podréis apreciar lo más parecido al niño. Si observáis a las personas sin juzgar, solo observando sus actos sin poner vuestra experiencia y vuestra voz, poco a poco podréis ir conociendo si el niño está feliz o no.
Gracias a mi trabajo y la forma particular de trabajar, consigo ver a los niños que llevamos dentro. Y cuando los descubres, todo se cae, y solo queda la ternura y las ganas de dar un abrazo a esa persona. Y entonces, empiezas a entender todo…
Os animo a descubrir vuestro niño, prestarle atención y conocer cuáles son sus necesidades. Puede que sea un niño herido que no supo gestionar algo con el paso del tiempo o puede que sea un niño que esté en paz, y tan solo quiera aportarte simplicidad, alegría y frescura a tu vida.

Miriam Aparicio

Deja un comentario

Cerrar menú