¿A las mujeres nos gustan los hombres «cabrones»?

Mad Men?MAD MEN?

Donald Draper

¿Y qué tiene este hombre que a todas nos gusta?

Su cuerpo y cara, está claro. Cómo defiende los trajes y la gomina, por supuesto también. Y su actitud misteriosa, triunfadora y de galán nos encanta. Aunque sea infiel, algo machista y se pase el día fumando y bebiendo nos seguirá agradando.


MUCHOS HOMBRES CREEN QUE A LAS MUJERES NOS GUSTAN LOS HOMBRES «CABRONES». O eso he escuchado cientos de veces, «cuánto más h… p… son, más os gustan»:

  • Hay mujeres que por desgracia se sienten cómodas en relaciones basadas en la falta de respeto y la lucha. Cada una permite y genera con diferente intensidad. Las causa principal suele proceder de la infancia o adolescencia por una relación paterno-filial tormentosa (siendo muy global). Como consecuencia, se creen merecedoras y se manejan a la perfección en relaciones llenas de agresividad. Desconocen que hay otro tipo de amor basado en la libertad y la comprensión.
  • Pero la gran mayoría, no es que nos gusten los cabrones* – interpreto cabrones, como hombres que nos lo ponen difícil- nos gustan con decisión y usando su energía masculina para conquistarnos.

* En otros entornos, probablemente signifique violencia y dominancia sobre la pareja.

A mi parecer, y hablando de mujeres equilibradas emocional y mentalmente creo en las siguientes afirmaciones:

  • Nos gusta que estéis por nosotras, pero no intensamente y a todas horas.
  • Nos gusta que mantengáis vuestros hábitos y hobbies, la espera nos inquietará, no es que nos gusten cabrones.
  • Nos gusta que nos sorprendáis con aventuras, nos propongáis planes interesantes y restaurantes donde ir, pero sin imponer como cabrones.
  • Nos gusta que os empoderéis, pero no usando la fuerza como cabrones.
  • Nos gusta la capacidad de decisión y sepáis decir no, pero no obligando como cabrones.
  • Nos gusta que nos agarréis fuerte y nos aportéis seguridad y protección, pero no con violencia como cabrones.
  • Nos gusta que saquéis vuestra galantería y vuestro lado más sexy, pero no para usarlo con otras mujeres como cabrones.
  • Nos gusta que nos regaléis el oído, pero no para engañarnos como cabrones.
  • Nos gusta que nos admiréis. 
  • Nos gusta que penséis en nosotras.
  • Nos gusta veros ilusionados por la relación.

Básicamente, os queremos usando vuestra energía masculina de foco, de orientación, de autoridad, poder y fuerza mezclada a la perfección con la energía femenina que también poseéis, la energía de la creación, de la sensibilidad y la dulzura.

Cuando el amor es verdadero, la dificultad desaparece. Las palabras y los encuentros surgen espontáneamente, los miedos desaparecen y la autoestima aumenta.

«El amor se siente sin esfuerzo»

 

El riesgo de los cabrones, es que pueden enganchar. Es tal la obsesión por un bonito final que se vive en un sueño falso. Los pensamientos y las emociones trabajan activamente con la finalidad de edificar ese amor. Creas y recreas estrategias para llegar al corazón de esa persona.

Círculo vicioso tóxico: A las 12.00 estás destrozada porque desde ayer a las 17.53 está missing. 
Pero recibes un Whatsapp suyo a las 16.00 y sientes euforia. Des de las 19.00 hasta las 21.00 consigues 
estar distraída con actividades y te sientes aliviada con el tema. Pasan las horas y tu teléfono sigue 
sin sonar. Pasan 2 días y está desaparecido. Tu mundo interior empieza a hundirse y por lo tanto el 
exterior también. Es sábado, son las 13.30 y sube un Stories a Instagram con sus amigos indicando que
está de senderismo. Te alegras por verlo y porque está todo undercontrol, está con sus amigos y no con
otra. Como consecuencia, vuelve a darte un subidón. Y así en bucle non stop.

CUIDADO, no es que sea cabrón, es que está a otras cosas y probablemente esté poco interesado. Pero el ser humano quiere conseguir lo que se propone y se convierte en el deseo más preciado. Además el orgullo nos puede, y la enseñanza del soltar y dejar ir lo que un día nos perteneció o nunca tuvimos, es algo que nos cuesta mucho de aplicar.

«El amor nace naturalmente, luego se construye sobre unos cimientos y una vez consolidado, se mantiene gracias a la nutrición de ambas partes»

P.D. Personalmente me duele cuando escucho que a las mujeres nos gustan los que nos lo hacen pasar mal, además lo dicen totalmente convencidos y sus motivos tendrán. Pero también hay mujeres que lo sienten así. La diferencia entre una mujer que le gusta y otra que no, es el tiempo que permanece al lado de ese hombre. Hay que están 3 meses, otras 1 año, 5 años, 20 años o toda la vida. Así que por favor, si hay mujeres que lo permiten, no significa que todas las demás aceptemos tener como compañero de vida un egoísta aparentemente feliz. Don Draper, es un personaje ficticio que está físicamente increíble y nos pone haciendo maldades a través de la pantalla de un escenario de cartón piedra.

mad men

Deja una respuesta

Cerrar menú