Respetarte a ti mismo

  • «ABRIRSE PROVOCA MIEDO«

 

  • «Cuando salimos del aislamiento y nos damos cuenta de que aprender a relacionarnos es parte de nuestra curación, una de las tareas que tenemos es aprender a respetar, a respetarnos a nosotros mismos y a los demás.«

 

  • «Cuando aprendemos a amarnos a nosotros mismos y nos sentimos dignos de honrar nuestra valía, ganamos en respeto propio. Cuando redescubrimos nuestra valía, honramos nuestros límites de forma natural y encontramos la habilidad y el valor para proteger nuestro propio espacio. Antes de eso oscilamos entre la víctima y el tirano. La víctima emite una energía que invita a la vergüenza, el tirano avergüenza para evitar su propia vergüenza».

 

  • «Tras nuestra incapacidad para establecer límites está el miedo a perder el amor de esa persona, miedo a que nos deje o se enfade con nosotros, a que nos dé un corte o invalide lo que decimos. -Si digo lo que siento o me impongo, me castigarán, invalidarán, etc-. Por culpa de la vergüenza perdimos el contacto con nuestros propios sentimientos y espacio. Y estamos invitando a la invasión«

 

  • «Culpamos a los demás por avergonzarnos, pero no es un problema de la otra persona. Es nuestra lección aprender a tener autorrespeto».

 

  • «Si de niños sufrimos abuso sexual de cualquier tipo, reaprender y validar nuestros limites sexuales es una tarea monumental. «

 

  • «Si sufrimos abuso emocional y se nos enseñó a sentirnos culpables por los sentimientos de otra persona, o se nos dijo siempre lo que debíamos sentir o pensar, nos sentiremos continuamente culpables cuando intentamos imponernos».

 

  • «Si nuestra habilidad para sentir y expresar la ira está reprimida, también se nos ha desconectado de nuestra fuerza y eso provoca que nos desmoronemos y hundamos en la humillación

 

  • «Aprender a decir no y devolvernos el respeto propio significa reconectarse con la ira que nuestro niño lleva dentro por toda la humillación y las invasiones que ha sufrido. A pesar de cualquier estrategia de supervivencia que podamos desarrollar, nuestro niño interior no ha olvidado ni un solo insulto

 

  • «Si las parejas no se pelean de vez en cuando puedes estar seguro que de que están reprimiendo algo«.

 

  • «¿A dónde va todo ese resentimiento? Pues va hacia dentro, se queda enterrado bajo la culpa y el miedo, y luego se va filtrando hacia fuera en múltiples formas indirectas: siendo pasivo, agresivo, malhumorado, malintencionado, quejumbroso, sarcástico y violento. Crearemos situaciones que harán que se despierte la ira, y luego, una vez provocada, depende de nosotros lo creativos que podamos ser al trabajar con ella.»

 

autorespeto

Deja una respuesta

Cerrar menú