PARTE DE LA RUPTURA SENTIMENTAL

LA COMUNICACIÓN A TRAVÉS DEL AMOR

El diario de noahUno de los puntos que más cuesta sobrellevar de la separación de una pareja que amábamos, es la pérdida de la comunicación a través del amor.

Como seres vivos que somos, seres que sentimos, cuando dejamos de hacerlo, hay un vacío dentro de nosotros y una necesidad que grita a los cuatro vientos lo mucho que echas de menos esos momentos. A través de los sentimientos y de los sentidos nos relacionamos con nuestro homogéneo.

La comunicación a través del amor, es lo que defino como todas aquellas miradas de complicidad, miradas que hablan solas, el detalle de retirar el pelo de la cara mientras estáis cerca, acariciar, besos espontáneos, pasear agarrados la mano, susurrar mensajes cerca de la oreja o tocarse con la rodilla por debajo de la mesa en un restaurante.

Cierto es que estos actos en los primeros meses de la relación se viven de forma explosiva y adictiva, con ganas de más y más, soñando repetidas veces que vuelvan a hacerse realidad. Con el paso del tiempo, van perdiendo fuerza y algunos actos se asientan como estables en vuestro código de comunicación, y otros simplemente pasan al olvido, provocando también la vivencia de perdida de magia entre la pareja.

Lo bonito es vivir cada caricia, cada mirada, cada olor y grabarlo en la mente, sentirlo con intensidad cuando esté sucediendo. Cuanto más se sienta con más fuerza se grabará, y más fácil será cerrar los ojos y trasladarse a esa sensación.
Para los que vivan en ausencia de esa comunicación, es bueno forjar contacto físico con los que te rodean como amistades, familiares o mascotas que nos permiten comunicarnos con ellos. También cuentan los amantes puntuales que surgen de una noche o de un ámbito de tu vida, con los que animo que os lancéis y viváis durante unos momentos algún tipo de comunicación, a nadie le amarga un dulce, así que a disfrutar de nuestros cuerpos.

Es importante recuperar esa sensación mental y corporal a través de nuestros recuerdos con esas personas, pero revivirlo desde la tranquilidad y el amor a uno mismo, para sentirnos arropados durante unos segundos o unos minutos. De nada sirve trasladarse a esas imágenes y sensaciones desde la melancolía, la rabia o la tristeza de manera reiterada. Solo conseguiremos hacernos daño y autodestruirnos, y no hay nadie más importante en tu vida que tú mismo. Por eso hay que respetarse y amarse. Tan solo nos trasladaremos a esos pensamientos para disfrutar y agradecer que pudimos compartir esas noches de pasión, esas películas en el sofá y esos abrazos en la cama con la persona que durante un tiempo, fue lo más grande para nosotros. Los dos conserváis esos recuerdos, y nadie os los arrebatará.

Amor, sexoEn las rupturas donde hay amor se avanza lentamente, y con el tiempo otros momentos aparecerán con otra persona. Y se descubrirán otras miradas, otras sonrisas y otros olores. Todos ellos igual de hermosos y particulares como los que aparecieron de manera natural e innata con la anterior pareja, o última persona con la que os quisisteis durante unas horas o unos días.

Miriam Aparicio

Deja una respuesta

Cerrar menú